Tipos de cursos de verano

Los cursos de verano así como los campamentos de verano son una muy buena opción para que todos los niños y adolescentes se mantengan activos en estos días.

Existe una gran diversidad de estos cursos en los cuales se implementan actividades que estimulan el aprendizaje y promueven el interés por los deportes y actividades artísticas; ademas de reforzar habilidades cognitivas, motrices y sociales.

A semanas de concluir el ciclo escolar y por fin es tiempo de un merecido descanso para todos los estudiantes; pero que hacer en esos casi 2 meses de vacaciones?

Así que busquemos el curso o campamento de verano que se adecue a las necesidades de nuestros niños y adolescentes.

Tipos de cursos de verano

 

Algunas de las actividades que aportan muchos de estos beneficios son:

Natación

La natación es un deporte en el cual se utilizan todos los músculos del cuerpo. Ayuda a mantener una circulación sanguínea optima, por ser un ejercicio aeróbico.

Por lo cual estimula la oxigenación al cerebro, dando lugar a una mayor concentración y funcionamiento mental. Ademas que refuerza la autoestima ya que si se practica de manera regular contribuye al control de peso en los niños.

Estimula a la coordinación de los hemisferios cerebrales, así como reforzar la socialización.

Dibujo y pintura

Esta actividad ayuda a la sana expresión de emociones, ya que tiene una gran carga terapéutica en donde el niño logra plasmar sus tensiones, ideas y sentimientos.

Dando una sensación de tranquilidad, bienestar y equilibrio emocional; por lo tanto es altamente recomendado para niños que presentan cualquier tipo de desorden emocional, estrés y baja autoestima.

Lee también:  ¿Qué es la motricidad fina y cómo desarrollarla?

Fútbol

Promueve al mantenimiento de una mejor coordinación motora, funcionamiento cardiovascular adecuado y mayor gusto por el trabajo en equipo.

Danza

Cualquier tipo de danza estimula el sentido del ritmo, el gusto por la música y las artes. Incrementa la psicomotricidad, ayuda a enfrentar los temores e inseguridades, transmite alegría y compañerismo.

Música

Aprender a tocar un instrumento musical desde temprana edad ayuda a desarrollar el oído musical y sensibilidad, ademas de impulsar a los niños a nuevos aprendizajes que contribuyen a mantener seguridad en si mismo.

La memoria se incrementa, se adquiere mayor concentración, creatividad y agilidad mental.

Karate

El karate al igual que distintas artes marciales, promueven en los niños seguridad, fuerza, coordinación, equilibrio, entre otros. Esta disciplina se basa en la defensa personal y el respeto por las personas.

Es una excelente forma de sacar la frustración y emociones agresivas de los niños.


Deja un comentario

contador gratis