Leyendas de los Indios Guaraníes

Los Indios Guaraníes son un pueblo rico en historias, leyendas, dioses y costumbres. Actualmente ocupan territorios de la región del Paraguay, parte de Brasil, Bolivia y Argentina.

Son de Suramérica y han sobrevivido al proceso de colonización y conquista pero hoy en día la mayoría de ellos vive en condiciones de pobreza extrema, afectados  por la desnutrición y diversas enfermedades a razón de su mala alimentación y la vida tan precaria que llevan.

La historia de estos indios está ligada a muchos mitos y leyendas de los cuales no existen registros escritos salvo los hallados recientemente en cuevas rupestres con más de 5000 años de antigüedad que se encuentran ubicadas al noreste de Paraguay.

Ellos no comenzaron a escribir sino hasta la llegada de misioneros jesuitas que luego estandarizaron la gramática e inventaron una grafía para su lengua, por lo que las creencias religiosas, mitos, leyendas e historias eran transmitidas de forma oral.

Son muchas las Leyendas que se han creado a lo largo del tiempo en relación a este grupo indígena, sus dioses, sus creencias, su religión y su idea de cómo había sido creado el mundo y la vida.

En esta ocasión compartimos con ustedes una de las principales que trata del amor imposible de un joven llamado Tarobá y una hermosa doncella llamada Naipí.

Leyenda Cataratas de Iguazú «Indios Guaraníes»

Esta leyenda cuenta de cómo hace muchos años en el río Iguazú habitaba una enorme, malvada y monstruosa serpiente llamada Boi.

Era muy egoísta y pedía a los Guaraníes una ofrenda anual que consistía en el sacrificio de una hermosa doncella arrojándola al río a cambio de que permacieran libres de sus maldiciones.

Lee también:  Leyendas indígenas: Concepto, tipos, características y ejemplos

A estas ceremonias de sacrificios acudían todos los integrantes de las tribus Guaraníes.

Un año llegó a la Tribu un joven llamado Tarobá que al conocer a la hermosa doncella, llamada Naipí, que ese año sería sacrificada, se enamoró perdidamente de ella y trato por todos los medios de convencer y persuadir a todos los ancianos de la Tribu de que no la sacrificaran ofreciéndola a Boi.

Como los ancianos no desistieron de la idea de sacrificar a Naipí, Tarobá la raptó la noche antes del sacrificio, montándola en una canoa para escapar por el río. Boi que todo lo podía ver se enfureció tanto que encorvando su lomo rompió el curso del río y formó grandes cataratas para acorralar a Naipí y Tarobá.

A él lo transformó en un árbol y la cabellera de la hermosa doncella en la caída de las cataratas.

Después de eso, cuenta la leyenda, que Boi se sumergió en la garganta del diablo y desde allí vigila que los amantes no vuelvan a unirse.

Sin embargo, dicen que en días de mucho sol el arcoíris vence el poder de la serpiente y vuelve a juntar a este par de enamorados.


contador gratis